viernes, 1 de febrero de 2013

¿Cómo hacer una buena entrevista?

ESTRUCTURA

Título

Debes tratar de captar la atención del lector con un  título cargado de información pero que al mismo tiempo sea sugerente y atractivo.

Puede ser una frase que aluda a las características, habilidades o actividades del entrevistado:

Luisa Vargas                                                                        
Una actriz de mil batallas

Juan Pérez
Las confesiones de un tímido

También puede consistir en una frase dicha por el entrevistado, y que resuma aquello de lo que trata la entrevista o que invite a leerla. En este caso, el título debe ir entre comillas:

Mariana González
"Lo que escribo lo guardo en los cajones"

Mario López 
"No soy un recién llegado"

Como se ve en los ejemplos anteriores, en todas las entrevistas, el título debe ir precedido por el nombre del entrevistado.


Entradilla

Toda entrevista debe llevar una entradilla (o, en inglés, lead) de modo de que se aporte una breve introducción del personaje antes de empezar con la estructura pregunta-respuesta. La entradilla puede ser una descripción de la situación en la que se produjo la entrevista:

Pedro Manrique llega a la entrevista apresurado, con media hora de retraso. Parece recién levantado. "Si quieres, podemos tomarnos un café antes de empezar", dice con una sonrisa de disculpa. Tras el café, más renovado, se concentra en la conversación y nos atiende con amabilidad e interés.

O bien una breve narración de algún aspecto interesante de la biografía del personaje:

Cuando Mercedes Parra llegó a Chile, no reconoció ni las calles ni los edificios. Con un pequeño mapa en las manos, recorrió la ciudad como si fuera una turista cualquiera. Después de una semana de dar vueltas por ahí, por fin logró dar con la casa de un amigo. "Me llevó algo de tiempo encontrarte", le dijo.

O también una descripción de su carácter o de aquello que lo distingue entre los demás:

Aunque nadie hubiera dado un centavo por él, Sergio Pérez es hoy por hoy el escritor de habla hispana más traducido en el mundo. Sus libros circulan por Japón, lo mismo que por Rusia o Sudáfrica y, desde hace unos cinco años, son materia de tesis en las principales universidades norteamericanas.

Cuerpo de la entrevista

Después de la entradilla, ya hay que entrar de lleno en la estructura pregunta-respuesta, que caracteriza a este género periodísitco. En este punto hay que tener presente que es necesario que el texto sea lo más claro posible. Las respuestas se pueden acortar, siempre y cuando se eliminen solamente las ideas repetidas o los comentarios poco importantes.

Comienza cada pregunta con una P. y cada respuesta con una R. separando las preguntas de las respuestas en párrafos diferentes (y recuerda que cada vez que cambias de párrafo hay que dejar un espacio visible).

Deberás incluir alrededor de diez preguntas con su correspondiente respuesta.

Cierre: 

Las formas de finalizar una entrevista son básicamente dos. 

En primer lugar, podemos ceder el protagonismo al entrevistado dejándole que sea el que diga la última palabra. Para ello debemos seleccionar una respuesta especialmente interesante, una afirmación contundente, concluyente o provocadora que haya aportado a lo largo de la conversación:

No creas que con el tiempo uno se hace necesariamente más sabio. Se suele creer que por el hecho de madurar, la gente se hace más sabia. Craso error. El tiempo le sienta bien al inteligente; pero nunca he visto que transforme al bobo en un Einstein.

O bien, puedes terminar con un párrafo escrito por ti que resuma o destaque algo respecto al tema tratado con el entrevistado:

Todavía es muy pronto para saber si Macarena llegará a ser una  deportista profesional, como ella tanto desea. Para eso entrena sin descanso, quitándole tiempo hasta al cine y a la lectura, sus otras dos grandes aficiones. Por ahora, toda su atención está fijada en esa meta. Su sueño. De ese esfuerzo, está segura, dependerá todo su futuro.

O con una descripción de la situación en que finaliza la entrevista:

Al finalizar la entrevista, Carlos mira su reloj. En media hora debe reunirse con sus compañeros para el ensayo general. Y aunque hoy ha sido un día duro en lo personal, coge el guión de la mesa y, con la mejor de sus caras, se despide para volver a trabajar. Esta noche hay estreno y no puede haber nada más importante en la vida de un actor.


¡Ahora tú! 

El trabajo se presentará escrito a ordenador y con una portada. En la portada no incluyas el título (ese irá en la siguiente página, encabezando la entrevista), sino el tema de este trabajo: "LA ENTREVISTA", con una imagen, tu nombre, curso y la asignatura para la que presentas el trabajo.


Aquí te dejo la rúbrica con la que se evaluará la actividad: ¡Haz clic!



1 comentario:

  1. Qué página tan estupenda. Me ha encantado. Es divertida, pedagógica, dinámica y está muy bien hecha. !Enhorabuena!
    María

    ResponderEliminar