viernes, 22 de junio de 2012

NUNCA SE DEBE DECIR "LA ÚLTIMA"...

¡Uf! Ya estoy aquí de nuevo. No voy a volver a despedirme, que eso ya lo hice en la entrada anterior. Pero no quería irme sin recordar aquí las lindas actuaciones que vimos el último día de clase. La obrita de teatro en homenaje a los intelectuales comprometidos, me llegó al alma. Gracias sinceras a Eli, Lydia y Carmen [y a sus colaboradores ;) ].

Disfrutamos mucho también con la mini clase de Lengua de signos que nos impartió Alba con la guinda de una coreografía final en la que la acompañó Nora. Fue muy bonito que nos permitieras compartir contigo tus esfuerzos para comunicarte mejor con quien no oye pero también quiere hablar, Alba...

Y, por último, gracias también a las titiriteras Ana y Aída, que escenificaron el famoso clásico "Don Juan (Baldomero) y Doña Inés (Alonso)". ¡Qué bueno haber terminado el curso entre risas! Os mando a tod@s mis alumn@s de 1º de bachillerato un beso enoooorme hasta el mes de septiembre (que nos merecemos descansar, ¿no?). Pues eso...salud y libertad. Os pongo algunas fotitos y vidiecitos (gracias, Samuel), aunque me falta uno (lo intentaré colgar pronto).




                                                                       Y aquí va el Ai se eu te pego en lengua de signos: [¡Ay, pesa mucho el vídeo de las chicas bailando y cantando el tema completo! Cuelgo parte de los ensayos donde nos explicaban cómo hacer el estribillo...]

video


miércoles, 20 de junio de 2012

LA ÚLTIMA ENTRADA DEL CURSO...

Esta última entrada se la quiero dedicar a una alumna a la que aprecio y admiro muchísimo: Aída Albertos; que me regaló este año esta frase hermosa de Gandhi, que creo que es muy oportuna para el momento próximo a la entrega de notas en el que estamos:

NUESTRA RECOMPENSA SE ENCUENTRA EN EL ESFUERZO Y NO EN EL RESULTADO. UN ESFUERZO TOTAL ES UNA VICTORIA COMPLETA.

Mi más sincera enhorabuena no sólo a los que habéis obtenido excelentes notas (que también, ¿eh?), sino muy especialmente a los que quizás no habéis alcanzado exactamente aquello a lo que aspirabais, pero que os habéis esforzado muchísimo para lograrlo. La felicidad, como me recordó este año una alumna muy sabia, está reservada para las personas que la persiguen y que comprenden que no es un error caerse; la terrible equivocación es pensar que un@ no podrá volver a levantarse... ¡Gracias, Aída! Y feliz descanso a tod@s...Hasta el año que viene ;)